Personas Trans y el deporte

Muchas personas trans así como federaciones deportivas pueden encontrarse en una posición de desconocimineto al desconocer los derechos y deberes de las personas trans en el ámbito deportivo competitivo.

Por eso queremos presentar la guía y correspondiente normativa avalada por el COMITÉ OLIMPICO DEPORTIVO INTERNACIONAL.

A. Desde el Consenso de Estocolmo de 2003 sobre personas Trans en el deporte, se ha reconocido cada vez más la importancia de la autonomía de la identidad de género en la sociedad, como se refleja en las leyes de muchas jurisdicciones de todo el mundo.

B. Sin embargo, también existen jurisdicciones en las que la autonomía de la identidad de género no está reconocida en la ley.

C. Es necesario garantizar en la medida de lo posible que los/las atletas trans no estén excluidos/as de la oportunidad de participar en competiciones deportivas.

D. El objetivo deportivo primordial es y sigue siendo la garantía de una competencia leal. Las restricciones a la participación son apropiadas en la medida en que sean necesarias y proporcionales al logro de ese objetivo.

D. Solicitar una revisión física sobre procesos quirúrgicos como condición previa para la participación no será necesario para preservar la competencia leal y puede ser constituyente de un delito sobre los derechos humanos.

E. Nada en estas pautas pretende socavar de ninguna manera el requisito de cumplir con el Código Mundial Antidopaje y los Estándares Internacionales de la AMA.

F. Estas pautas son un documento vivo y estarán sujetas a revisión a la luz de cualquier desarrollo científico o médico.

 

1.Aquellas personas que realicen la transición de mujer a hombre son elegibles para competir en la categoría masculina sin restricciones.

2. Aquellas personas que realicen la transición de hombre a mujer son elegibles para competir en la categoría de mujeres bajo las siguientes condiciones:

2.1 La atleta ha declarado que su identidad de género es femenina. La declaración no puede modificarse, con fines deportivos, durante un mínimo de cuatro años.

2.2 El atleta deberá demostrar que su nivel total de testosterona en suero estña por debajo de 10 nmol / L durante al menos 12 meses antes de su primera competencia (con el requisito de que cualquier período más largo se base en una evaluación confidencial caso por caso, considerando si 12 meses es o no un tiempo suficiente para minimizar cualquier ventaja en la competencia femenina).

2.3 El nivel total de testosterona del atleta en suero debe permanecer por debajo de 10 nmol / L durante todo el período de elegibilidad deseada para competir en la categoría femenina.

2.4 El cumplimiento de estas condiciones puede controlarse mediante pruebas. En caso de incumplimiento, la elegibilidad del atleta para la competencia femenina se suspenderá por 12 meses.

Hiperandrogenismo en atletas femeninas


En respuesta al laudo provisional del 24 de julio de 2015 en Chand v AFI e IAAF
CAS 2014 / A / 3759, la reunión de consenso del COI recomendó:


1. Deben existir reglas para la protección de las mujeres en el deporte y la promoción de los principios de la competencia leal.


2. Se alienta a la IAAF, con el apoyo de otras Federaciones Internacionales, Comités Olímpicos Nacionales y otras organizaciones deportivas, a que recurra al CAS con argumentos y evidencia para apoyar el restablecimiento de sus reglas de hiperandrogenismo.


3. Para evitar la discriminación, si no es elegible para la competencia femenina, el atleta debe ser elegible para competir en la competencia masculina.

WhatsApp chat